Saltar al contenido

Opinión de una enfermera ante el artículo del Sr. Arcadi Espada en el diario “El Mundo” de hoy.

Es domingo por la mañana, me dispongo a leer la prensa y encuentro un artículo titulado “El sueldo mísero de las enfermeras.” ¡Qué bien! Pensé…. por fin alguien quiere escribir acerca de nuestras míseras condiciones laborales y económicas.
Cuando ví su autor, el señor Arcadi Espada, ya mi ilusión se fue esfumando porque no es la primera vez que oigo o leo algo de este señor referente a la mujer en un tono despectivo, pero decidí darle una oportunidad, pensando que esta vez no iba a ser, como es habitual en él, el periodista grosero y desinformado.
Comencé a leer el artículo… hablaba sobre un HT #holaputero relacionado con un performance que se emitió en la televisión pública acerca de la prostitución; enlazaba todo poniendo en duda, como no, los casos de denuncias de acoso sexual en EEUU y preguntando cómo se consiente que el presidente de dicho país, acusado de ello, siga ejerciendo sin pudor. Debe ser que el señor Arcadi no está informado sobre las numerosas manifestaciones que hubo a nivel mundial denunciando esto, pero claro, eran mujeres y feministas, y sabemos que esa mezcla no le gusta.
Prosigue el artículo hablando de la prostitución…. y ya en una párrafo, cito textualmente, no se le ocurre a nuestro amigo Arcadi decir una barbaridad tan grande como: ” Desde el punto de vista de la mecánica de los cuerpos la prostitución es un oficio repulsivo. Tampoco la enfermera que limpia a los viejos quisiera estar allí. Desde una consideración estrictamente técnica, los dos oficios se parecen mucho y las disposiciones morales no deberían velar esta evidencia. Tampoco los rendimientos económicos: entre las afrentas más hirientes de la desigualdad están los sueldos escandalosamente bajos de las enfermeras.” Y después de este párrafo sigue y acaba hablando de prostitución.
Vayamos por partes para contestarle, señor Arcady:
1. No entiendo muy bien porqué titula su artículo como lo hace, si de lo único que habla es de prostitución, y de lo que le gusta a usted mucho, poner en duda las denuncias de las mujeres.
2. Lamento decirle que cada vez hay más hombres enfermeras. Esta hermosa profesión no es sólo cosa de mujeres, ¿también los compara con las prostitutas o con los chulos?
3. Las enfermeras sí que queremos estar cuidando a nuestros ancianos, niños y adultos. Nuestra función no es lavarles el culo como usted dice, pero si hay que hacerlo, se hace y no se nos caen los anillos, ni lloramos por ello. Porque nos formamos durante años en universidades y trabajamos para cuidar, velar, acompañar desde el nacimiento hasta la muerte, a cualquier enfermo/usuario de cualquier edad, y sí, queremos estar ahí una y mil veces.
4. La única verdad que ha dicho en todo su artículo es el título, el resto sobra, despectivo contra la mujer y contra un colectivo como es la enfermería.
5. Y sí, nuestros sueldos son míseros, pero si de verdad quiere denunciarlos, como venimos haciéndolo las enfermeras desde hace tiempo en asociaciones como AME, informese primero de qué es una enfermera. Después visite cualquier planta, unidad o residencia donde trabajamos. Por último, hable con nosotras.
Sólo entonces escriba sobre nosotras. Deje de escribir sandeces y mezclar churras con merinas, de mezclar todo lo que suene a mujer con la prostitución, por favor, documéntese.

Para acabar, no estaría de más pedir al periódico El Mundo la retirada de este artículo ofensivo y exigir disculpas al autor por manchar el nombre de una profesión tan necesaria para nuestra sociedad.

7 comentarios en “Opinión de una enfermera ante el artículo del Sr. Arcadi Espada en el diario “El Mundo” de hoy.

  1. Paco dijo:

    Sin ánimo de tocar las pelotas (o sí, quién sabe), doy una pequeña respuesta a tus dudas o preguntas:

    Porque uno puede titular como le salga de las narices sus artículos.
    La pregunta es capciosa, puesto que no compara a los hombres con las prostitutas ni con los chulos. Podrías hacer la pregunta de por qué no habla de putos, y sí de putas. Como sólo usa a las putas femeninas, hace una analogía con las enfermeras (femeninas también).
     “Las enfermeras sí que queremos estar cuidando a nuestros ancianos, niños y adultos. Nuestra función no es lavarles el culo como usted dice, pero si hay que hacerlo, se hace y no se nos caen los anillos, ni lloramos por ello”. O sea, que el Sr. Espada tiene razón: dice que no estás para eso (o sea, que no quieres), pero que si hay que hacerlo, se hace. Como los abogados (yo lo soy), los periodistas, las putas… como todas las profesiones, coño.
    Es una columna de opinión. Las opiniones no son verdaderas o falsas, lo son los hechos.
    ¿Todavía no te has enterado de que el fondo del artículo no es criticar los sueldos de las enfermeras? Yo he entendido (lo mismo es que soy idiota) que critica a (i) la televisión, por darle bola a cosas que hacen ruido pero no son noticia, (ii) las señoritas del hastag, por no ver las consecuencias que pudiera tener la falta de prostitución. Ojo, no dice nunca que la existencia de prostitución sea buena, y que la consecuencia que el extrae de la falta de prostitución llegue a ser real, sólo dice que lo ve así).

    Finalmente, lo mismo será que además de idiota soy analfabeto, pero la frase “Ella (la enfermera) no querría estar ahí, pero el putero tampoco”, ¿no significa que la persona con la que compara a la enfermera es con el putero, y no con la puta?.

    Me apetece decirlo: “Sigue ciega tu camino” (pero ciega de cojones).

    Responder
  2. Jaradoc dijo:

    Bueno Paco, si dispusiera de algo más de tiempo que perder en contestarle le argumentaría (trato de usted, como debe ser, por educación) su jocoso análisis. Pero como es periodista, profesión muy honorable y a la vez sufrida, entiendo que puede estar movido por cierto colegueo a tan altruista defensa del artículo e interpretación empírica (es posible que podamos enmarcarla dentro de la ciencia como “opinión de experto” que no tengo duda de que lo es en lo suyo). Solo decir que tengo entendido y conozco que actualmente enfermería no es un oficio, como sugiere el señor Arcade, sino una profesión facultativa. Espero no ofenderle con tal afirmación. Un cordial saludo.

    Responder
  3. AFD dijo:

    De su opinión, solo los términos tocar las pelotas, coño, y cojones me han llamado la atención, y solo que el uso de esos términos también lo hiciera el gran Cela le puede salvar. Aunque bien pensado creo que tampoco, porque no vienen al caso.

    Y en respuesta a su pregunta que hace al final, no compara a la enfermera con el putero. Léaselo. El putero no quiere estar ahí porque le mortifica pagar por lo que otros tienen gratis. El putero es el viejo. Y ya sabe con quién compara a la enfermera. Sí las comparaciones son odiosas esta es más que nunca.

    Responder
  4. Paco dijo:

    Buenos días Jaradoc, y lo primero, disculpe (sinceramente, no en tono jocoso) si le ha molestado el tuteo, tiene toda la razón en eso. Sobre el fondo, pues seguimos en lo mismo: ¿la gente sabe leer? ¿Cuándo he dicho yo que sea periodista? Creo que he dicho mi profesión (no oficio), y que era otra (abogado), por lo que compadreo, ninguno. También creo que no he empleado el término oficio, sino el de profesión (disculpe, y esto si es irónico, que se me haya olvidado decir facultativa). Finalmente, (y aquí vuelvo a abandonar la jocosidad, que parece que está mal vista) que el Sr. Espada use el término oficio y no “profesión facultativa” no creo que sea algo que se le pueda o no echar en cara. Lo que quería decir, a modo de resumen (antes lo mismo fui muy cargante y extenso) es que en esa columna de opinión lo que yo entendía que se criticaba era la visión que de la prostitución hacían esas dos señoritas, no una crítica a las enfermeras y su oficio/profesión/trabajo/ocupación, y como ejemplo de ello ponía que el señor Espada no había comparado a las enfermeras con las putas, sino con los clientes.

    De nuevo, mis disculpas por tratarle de tú.

    Responder
  5. Jaradoc dijo:

    Fe de erratas (en el propio texto):

    Bueno Paco, si dispusiera de algo más de tiempo que perder en contestarle le argumentaría (trato de usted, como debe ser, por educación) su jocoso análisis. Pero como es abogado, profesión muy honorable y a la vez sufrida, entiendo que puede estar movido por una acción de altruista defensa al artículo e interpretación empírica (es posible que podamos enmarcarla dentro de la ciencia como “opinión de experto” que no tengo duda de que lo es en lo suyo). Solo decir que tengo entendido y conozco que actualmente enfermería no es un oficio, como sugiere el señor Arcade, sino una profesión facultativa (no es necesario que lo indique explícitamente en el artículo, con decir profesión ya a buen seguro las enfermeras especialistas, las doctoras y las generalistas se sentirian menos ofendidas… las palabras, las carga el diablo). Espero no ofenderle con tal afirmación. Un cordial saludo.

    Responder
  6. Santiago González dijo:

    Ha puesto el ejemplo de las enfermeras, (aunque podría haber puesto el de las auxiliares de enfermería y las trabajadoras familiares para ser más preciso) como podría haber puesto el ejemplo de los fontaneros, basureros, matarifes etc. No creo que tenga ninguna animadversión hacia la enfermería, solo quería ejemplificar algo muy obvio, la puta, como la mayoría de profesiones, se hacen por dinero, no por placer. Y acierta mucho en sugerir que criminalizando al putero lo único que consiguen es empujar al oficio más antiguo del mundo a la clandestinidad, ahí donde reina la delincuencia y son más vulnerables las trabajadoras sexuales.

    Responder
  7. Periodista dijo:

    Buena respuesta Jaradoc!. Cuánto presume la gente de comprensión lectora para intentar justificar rancios argumentos…hoy el sarcasmo se cree sinónimo de inteligencia. Ja ja ja

    Responder

Responder a Jaradoc Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Seguir
Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico

No te pierdas ninguna de nuestras noticias e iniciativas

Powered By WPFruits.com